AIDA se solidariza con la sociedad civil palestina en medio de alegaciones y acusaciones espurias

AIDA se solidariza con la sociedad civil palestina en medio de alegaciones y acusaciones espurias

La Asociación de Agencias de Desarrollo Internacional (AIDA) denuncia enérgicamente la designación, por parte del Ministro de Defensa israelí, de seis importantes organizaciones palestinas de derechos humanos como ''organizaciones terroristas'' y sus inminentes implicaciones sobre el espacio de actuación de las ONG palestinas y las ONG internacionales.


AIDA y sus más de 80 organizaciones internacionales miembro se solidarizan con nuestras organizaciones palestinas asociadas, reconociendo el inestimable trabajo que llevan a cabo, bajo una enorme presión, con el objetivo de ayudar a mejorar las condiciones para una sociedad más justa e igualitaria.

Las seis organizaciones palestinas - Addameer, Al-Haq, Defensa de los Niños Internacional-Palestina (DCI), la Unión de Comités de Trabajo Agrícola (UAWC), el Centro Bisan para la Investigación y el Desarrollo y la Unión de Comités de Mujeres Palestinas (UPWC) - llevan décadas trabajando en la promoción de los derechos humanos de las comunidades vulnerables en el Territorio Palestino Ocupado. Estas organizaciones han contribuido de forma inestimable a fortalecer la sociedad civil y la buena gobernanza, a documentar las violaciones de los derechos humanos cometidas por todas las partes, a proteger a las comunidades de las violaciones de derechos y a proporcionar una ayuda muy necesaria.

La designación de las seis organizaciones se produce tras años de campañas de desinformación destinadas a desacreditar y deslegitimar a los grupos locales de la sociedad civil por parte del gobierno de Israel y una red de grupos de presión. Esto incluye desinformación intencionada, acoso constante, ataques a la reputación, restricciones administrativas, agresiones físicas y detención de personal de las organizaciones, y la confiscación de bienes. Lo anteriormente mencionado tiene el objetivo de restringir el espacio operativo de la sociedad civil que trabaja para documentar y abordar la situación de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario en el Territorio Palestino Ocupado, y así silenciar las voces de la oposición, todo ello en contra de los principios de una sociedad justa y democrática. Con estas designaciones, estas ONG se ven sometidas al riesgo de ser procesadas por tribunales militares opacos, a la prohibición de publicar y a las restricciones de movimiento tanto a nivel local como internacional.

AIDA hace un llamamiento a la comunidad internacional y a los donantes para que reiteren su colaboración y confianza en las organizaciones palestinas designadas y en la comunidad de derechos humanos en general en Palestina.

AIDA también hace un llamamiento a la comunidad internacional para que cuestione estas designaciones y la falta de un proceso adecuado. Instamos a los donantes a que mantengan la normalidad en las asociaciones existentes a menos que Israel proporcione, en un plazo razonable, pruebas sólidas y fiables. Sin pruebas o evidencias serias, estas acusaciones sólo sirven para desviar la atención de los esfuerzos de defensa de los derechos humanos.

AIDA insta a la comunidad de donantes a reconocer y ayudar a concienciar de que Palestina es uno de los entornos más regulados, vigilados y con mayor grado de cumplimiento del mundo. AIDA anima a la comunidad de donantes a abordar estas instancias desde una posición de confianza en las ONG en lugar de reaccionar sobre la base de acusaciones infundadas, designaciones jurídicamente erróneas o la presión mediática que tales acusaciones conllevan.

AIDA valora su asociación con las ONG palestinas y seguirá haciéndolo. AIDA también entiende que la reducción cada vez mayor del espacio de actuación humanitario, afecta a todos los actores humanitarios y de derechos humanos en el Territorio Palestino Ocupado, incluidas las ONG internacionales.

Descarga: Comunicado AIDA (.pdf, 344 KB)