Tiempo de Paz

De las tensiones de la Guerra Fría a las últimas elecciones al Parlamento Europeo. De la caída del muro de Berlín a la primavera árabe. De la guerra de los Balcanes a los atentados del 11-S, pasando por el genocidio de Ruanda o el Protocolo de Kyoto. A lo largo de su más de tres décadas de existencia, Tiempo de Paz ha recorrido todos y cada uno de los acontecimientos que han marcado la realidad nacional e internacional.


Un recorrido marcado por el firme objetivo de la revista de analizar, reflexionar y debatir con detalle en torno a aquellas cuestiones relacionadas con el respeto de los Derechos Humanos y la construcción de una sociedad que viva en una Cultura de Paz.

El propio título de la revista, “Tiempo de Paz”, constituye una declaración de intenciones. “No creemos que [Tiempo de Paz] sea un tiempo sin conflictos. Solamente un tiempo en que esos conflictos entre las naciones, las sociedades, los grupos humanos y las personas se resuelvan por medios pacíficos”, reflexionaban los fundadores de la revista en su primer editorial, en 1984.

Así lo seguimos creyendo hoy, 33 años y 124 números más tarde.


Últimos números de Tiempo de Paz

Nº 125: Retos de Europa

Nº 125: Retos de Europa
Número: 
125 | Verano 2017
Título: 
Retos de Europa

En este número hacemos una reflexión sobre la Unión Europea. El tema elegido nos pareció en el Consejo de la Revista, desde el primer momento, de la mayor importancia. No cabe duda de que la Unión Europea ha vivido o está viviendo un cierto periodo de crisis.

Esta se inicia con la crisis constitucional, debido al fracaso del proyecto por el que se intentaba establecer una constitución para Europa, en 2005. Después de un periodo de reflexión, el desbloqueo vino por el Tratado de Lisboa de 2007, que supuso un rescate constitucional. Se mantenían las soluciones de la Constitución europea, pero se debilitaba el proyecto político de integración.

Nº 124: La evaluación en la Cooperación

Nº 124: La evaluación en la Cooperación
Número: 
124 | Primavera 2017
Título: 
La evaluación en la Cooperación

La cooperación al desarrollo constituye una labor que históricamente ha venido de la mano del voluntarismo, que sigue impregnando gran parte de esta actividad. El MPDL como Organización no gubernamental de cooperación realiza una labor importante en este terreno, como otras muchas ONG.

Resultado de la experiencia somos conscientes de la necesidad de unir la vocación de ayuda y de cooperación, que surge del valor de la solidaridad, con la utilización de las mejores metodologías en la planificación y ejecución de las distintas acciones. Por ello es necesaria una labor de profesionalización tanto del personal al servicio de la cooperación como una estandarización de las mejores prácticas a utilizar.

Nº 123: Delitos de odio

Nº 123: Delitos de odio
Número: 
123 | Invierno 2016
Título: 
Delitos de odio

Este número se dedica a los denominados delitos de odio, un tipo de delitos que son lege ferenda en países de la Unión Europea, en concreto en España, así como en el orden internacional. Ha habido avances que permiten afrontar al menos en parte algunos fenómenos criminales en los que se manifiesta la intolerancia frente a la identidad diferenciada.

En esta línea, el art. 510 del Código Penal español ha sido modificado en 2015 y, entre otras cosas, tipifica el siguiente crimen: “quienes públicamente fomenten, promuevan o inciten directa o indirectamente al odio, hostilidad, discriminación o violencia contra un grupo, una parte del mismo o contra una persona determinada por razón de su pertenencia a aquél, por motivos racistas, antisemitas u otros referentes a la ideología, religión o creencias, situación familiar, la pertenencia de sus miembros a una etnia, raza o nación, su origen nacional, su sexo, orientación o identidad sexual, por razonesde género, enfermedad o discapacidad (…)”.

Nº 122: Empresas y Derechos Humanos

Nº 122: Empresas y Derechos Humanos
Número: 
122 | Otoño 2016
Título: 
Empresas y Derechos Humanos

Con la caída del muro de Berlín se produce lo que Giovanni Sartori denominó el triunfo irreversible del mercado, que no de la democracia, en la vida internacional; de hecho, la China comunista es compatible con el capitalismo salvaje. Hace ya más de un cuarto de siglo que se han ido estableciendo las bases para la reformulación del orden económico internacional, desde una perspectiva neoliberal, bajo el paradigma de la globalización.

La globalización, el valle de lágrimas al que se refería Habermas, ha legitimado un orden sometido a los dictados del mercado, instrumento de realización de sus objetivos y ha debilitado el Estado, sobre todo el Estado social. Esta situación no es nada positiva para los derechos humanos. Mala tempora currunt.