Situación del país - Nicaragua

Nicaragua es uno de los 14 países del mundo con mayores niveles de inseguridad alimentaria (el 20.1% de la población sufre de desnutrición crónica), y uno de los más vulnerables a los desastres naturales y los efectos del cambio climático.


El 48% de la población vive en situación de extrema pobreza con menos de 1 dólar al día, un fenómeno que afecta en mayor manera a la zona rural. Se calcula que un 68% de la población rural es pobre y que de la población extremadamente pobre del país, el 80% vive en zonas rurales.

La economía del país es tradicionalmente agroexportadora, pequeña y vulnerable al deterioro ambiental. El sector agropecuario-forestal es la principal fuente de empleo en las zonas rurales donde el 70 % de la población económicamente activa no alcanza a cubrir los gastos de la canasta básica. En este contexto, el cambio climático, que afecta especialmente a la agricultura, la seguridad alimentaria y la gestión hídrica en áreas rurales, es una de las amenazas más graves para la erradicación de la pobreza y el desarrollo sostenible en Nicaragua.

Unido a ello, el reparto desigual de la renta y los recursos así como la fragilidad de las libertades civiles y políticas básicas constituyen algunos de los principales obstáculos estructurales para garantizar los derechos humanos de la población nicaragüense y la cohesión social.