Llamamiento imperativo para el cese de las hostilidades y el respeto del Espacio Humanitario en Gaza

AIDA: Llamamiento imperativo para el cese de las hostilidades y el respeto del Espacio Humanitario en Gaza

Asociación de Agencias de Desarrollo Internacional (AIDA) en Palestina, 20 de mayo de 2021 - El ejército israelí ha estado atacando sin descanso desde la noche del 10 de mayo la Franja de Gaza, una de las zonas más densamente pobladas del mundo. El número de personas palestinas muertas supera ya las 219, incluyendo 63 menores y 35 mujeres. Una mayoría de población en Gaza, incluyendo el personal humanitario, ha informado de que este es el ataque más intenso de Israel que han experimentado hasta la fecha, superando con creces la intensidad de los 50 días de guerra en 2014. Los cohetes disparados desde Gaza por grupos armados palestinos han apuntado indiscriminadamente a civiles israelíes, matando a 12 israelíes, entre ellos dos menores.


Las hostilidades entre las fuerzas armadas israelíes y los grupos armados palestinos estallaron a raíz de una serie de acontecimientos desencadenantes y de una presión a largo plazo que se ha ido acumulando durante algún tiempo: Los ataques y provocaciones de Israel a los fieles pacíficos de la mezquita de AlAqsa durante el mes sagrado del Ramadán, el inminente desalojo forzoso de la población palestina en el barrio de Sheikh Jarrah de Jerusalén Este, 14 años de un aberrante asedio a Gaza y 53 años de ocupación militar. La violencia y las hostilidades que asolan la región son, en parte, el resultado devastador de décadas de opresión e injusticia contra el pueblo palestino. La prolongada ocupación sigue negando a la población palestina su derecho inalienable a la autodeterminación, la independencia política y la integridad territorial.

Los ataques aéreos israelíes han obligado a la población civil de Gaza a huir de sus hogares en busca de lugares más seguros. Según la UNRWA, ahora hay una población de 75.000 personas desplazadas internas en Gaza, de las cuales 47.000 buscan protección en las 58 escuelas de la UNRWA en la Franja. Todo esto tiene lugar en el marco de la pandemia de COVID-19, en la que Gaza se enfrenta a un sector sanitario ya frágil y a una alarmante falta de medicamentos esenciales y equipos médicos básicos.

La comunidad de ONG también se ha visto directamente afectada, ya que los ataques aéreos han dañado las oficinas y los emplazamientos de los proyectos, han destruido bienes y han traumatizado al personal. En algunos casos, las oficinas de las ONG han sido atacadas directamente sin previo aviso. El personal humanitario ha perdido a sus seres queridos y las familias se han visto obligadas a separarse, huir de los barrios residenciales atacados y refugiarse en casa de familiares y amistades.

Aunque no existe controversia jurídica sobre la prohibición de los ataques deliberados o indiscriminados con cohetes lanzados desde Gaza contra civiles en Israel, ello no exime a Israel de cumplir con los principios de distinción, proporcionalidad y precaución en sus ataques. Es importante que Israel se abstenga de lanzar un ataque que se prevea que pueda causar pérdidas incidentales de vidas civiles, lesiones a civiles y daños a objetos civiles que sean excesivos para una ventaja militar directa y concreta. Hemos sido testigos de ataques a civiles y objetos civiles por parte de Israel, incluso a los que están sujetos a una protección especial; está aumentando la preocupación sobre la necesidad de los ataques, su proporcionalidad y si se tienen en cuenta todas las precauciones posibles en la elección de los medios y métodos de ataque. Los llamamientos realizados por AIDA y sus miembros para el acceso humanitario, la desescalada y pausas humanitarias deben considerarse como una expresión de exigencia humanitaria que las partes no pueden rechazar de forma arbitraria, caprichosa o ilegal.

La Asociación de Agencias de Desarrollo Internacional (AIDA) en Palestina condena la matanza de población civil palestina e israelí y pide un alto el fuego inmediato y la apertura del espacio y la acción humanitaria. Es imperativo que la comunidad internacional pida a Israel y a los grupos armados palestinos que tomen medidas inmediatas para que cesen las hostilidades en Gaza, el uso excesivo de la fuerza en Cisjordania, la destrucción de propiedades y traslados forzosos, y que garanticen el respeto del DIH. Los terceros Estados no sólo deben recordar a Israel y a los grupos armados palestinos su obligación de respetar las normas del DIH, sino también garantizar que actúan en consecuencia o se enfrentan a consecuencias significativas y a contramedidas legales.

AIDA hace un llamamiento a todas las partes armadas para que cesen inmediatamente las hostilidades y permitan el inicio de las operaciones humanitarias. Hasta que se alcance un alto el fuego, AIDA pide a Israel la apertura inmediata del cruce de Kerem Shalom para la entrada de combustible y artículos de ayuda humanitaria de emergencia, así como la creación de Corredores Humanitarios para la entrega segura de asistencia dentro de Gaza. AIDA también pide a Israel que abra el cruce de Erez para permitir la evacuación del personal internacional no esencial y la entrada del personal internacional crítico para coordinar y entregar la asistencia.