Foto: Banksy Tourism - Gwen Fran

Pedimos el inmediato cese de la violencia y el cumplimiento del Derecho Internacional Humanitario

Gwen Fran

La actual escalada de violencia en Gaza, el deterioro de la situación política en los Territorios Ocupados Palestinos y los consecuentes ataques violentos sufridos por la población palestina, son consecuencia de una violación sistemática del Derecho Internacional Humanitario y la Convención de Ginebra en su Protocolo II, a través del cual Israel, como fuerza ocupante y Alta Parte Contratante de los Convenios de Ginebra, se obliga a garantizar la protección de la población civil residente en Gaza, Cisjordania y Jerusalén Este.


Desde hace días, Gaza se encuentra bajo una nueva operación militar que enfrenta a Hamás e Israel habiendo provocado más de 100 personas fallecidas y más de 800 personas heridas, así como la destrucción de infraestructuras para el abastecimiento básico de la población. Esta nueva escalada de violencia agrava aún más las deficientes condiciones de vida y salud que ya padecía la población de Gaza debido al bloqueo militar que sufre por tierra y mar desde hace más de 15 años.

La población palestina residente en los territorios ocupados por Israel desde 1967 se encuentra en una situación de extrema emergencia debido a la escalada de violencia a la que se enfrenta la región a raíz de los desalojos producidos en el barrio de Sheikh Jarrah, en Jerusalén Este.

En este contexto de violencia y ataque contra los Derechos Humanos de la población palestina, el Movimiento por la Paz -MPDL- hace un llamamiento para la aplicación inmediata del Derecho Internacional Humanitario, la protección de la población civil y el fin de la violencia en los Territorios Ocupados Palestinos.

La Paz es mucho más que la ausencia de guerra.