La atención sanitaria en la Franja, un objetivo más de las bombas

La atención sanitaria en la Franja, un objetivo más de las bombas

Como consecuencia de los continuos bombardeos del ejército israelí sobre la Franja de Gaza, se cuentan por cientos las personas fallecidas o heridas que han de ser atendidos por los servicios sanitarios de la Franja de Gaza.


Unos servicios que, ya de por si debilitados en el contexto del bloqueo israelí a la Franja, se enfrentan a la crítica situación humanitaria de la población en unas lamentables condiciones de inseguridad, falta de materiales y equipamientos y destrucción de infraestructuras básicas.

Es el caso de la Palestinian Medical Relief Society (PMRS), una ONG palestina creada en 1979 por un grupo de profesionales sanitarios para paliar las carencias del sistema sanitario palestino, asfixiado como consecuencia de la ocupación israelí. Hoy, los profesionales de la PMRS tratan de, en la medida de lo posible, seguir prestando sus servicios en medio de un conflicto en el que nadie está a salvo de las bombas.

Por medio del correo electrónico, nos informan de su situación: “Estamos bajo un asedio constante. Como personal médico, también somos objetivos de los bombardeos, al igual que las instalaciones sanitarias. Hace unos días, el hospital Al Wafa, que aloja a unas 30 personas ancianas, fue bombardeado. También las instalaciones del centro Al Mabara, para mujeres con discapacidad. Numerosas personas, incluyendo dichas mujeres y sus asistentes, murieron”.

Igualmente, relatan cómo “solo entre el 40% y el 60% del personal médico del Ministerio de Salud puede acudir a sus puestos de trabajo”. Los que pueden hacerlo, comentan, “se encuentran en unas condiciones inhumanas de falta de medicamentos, consumibles, combustible o electricidad”, limitando enormemente la capacidad de los profesionales para atender a las personas heridas.

En este contexto de crisis, reclaman que “la comunidad internacional proporcione ayuda urgentemente, en forma de medicinas y equipos médicos, para que podamos atender a los cientos de personas heridas”.

PMRS y el Movimiento por la Paz -MPDL- trabajan juntas proporcionando apoyo sanitario a personas con discapacidad y defendiendo sus derechos fundamentales en la Franja de Gaza.