Atención a población refugiada

La Veu del País Valencià

Según datos de ACNUR, estamos asistiendo a la peor crisis de desplazamiento después de la Segunda Guerra Mundial. Más de 65 millones de personas (refugiadas, desplazadas internas, solicitantes de asilo y apátridas) se han visto obligadas a abandonar sus hogares por los conflictos armados y/o la persecución.


Millones de personas, a las que se suman las migrantes por cuestiones económicas o de otra índole, se enfrentan a unas condiciones de vida indignas, en muchos casos temiendo por sus propias vidas, y que ven vulnerados los derechos de los que son titulares (a la protección internacional, a la libertad, a la seguridad, etc., tal y como recogen los Tratados de Derecho Internacional) y que se ven vulnerados por parte de los Estados firmantes de esos Tratados.

El conflicto sirio y los contextos de permanente violencia en Afganistán y Somalia son algunos de los principales focos de emisión de personas refugiadas, de las cuales el 86% son acogidas por países como Líbano, Turquía, Pakistán, Irak o Kenia. Estados que, por diferentes motivos, no pueden considerarse seguros para las personas refugiadas en términos de protección y garantía de sus derechos.

Las políticas fronterizas y migratorias de los países más desarrollados, y en particular las de la Unión Europea y sus Estados Miembro, han tenido como objetivo la eliminación de vías legales y seguras de migración y acogida de personas migrantes, refugiadas y solicitantes de asilo . Algo que, lejos de solucionar el problema, ha contribuido a agravarlo, obligando a las personas necesitadas de protección y oportunidades a emprender viajes cada vez más arriesgados e inseguros, dejando sus vidas a merced de traficantes de personas. Como prueba de ello, solo en 2015 más de 5.000 personas murieron ahogadas en todo el mundo, según la OIM. De ellas, casi 3.000 se produjeron en el Mediterráneo.

Por ello, desde el Movimiento por la Paz hacemos un llamamiento tanto a Gobiernos, organismos internacionales y ciudadanía en general para ponerse manos a la obra y, juntos, proporcionar a todas esas personas, tanto en Europa como en sus países de origen, las condiciones necesarias para poder vivir en condiciones de seguridad y dignidad.

¿Qué es ser refugiado/a?

Es la condición que se reconoce a toda persona que debido a fundados temores de ser perseguida por motivos de raza, religión, nacionalidad, opiniones políticas, pertenencia a determinado grupo social, de género u orientación sexual, se encuentra fuera de su país de nacionalidad y no puede o, a causa de dichos temores, no quiere acogerse a la protección de su país. Esta condición se diferencia de la de los desplazados internos, que son los civiles víctimas de persecución que no han atravesado ninguna frontera.

Estas personas pueden solicitar protección internacional. A las personas solicitantes de protección internacional, se les proporcionará, siempre que carezcan de recursos económicos, los servicios sociales y de acogida necesarios para cubrir sus necesidades básicas. Admitida a trámite la solicitud tendrán también derecho a trabajar en determinadas condiciones.

Cuando a causa de una guerra la población civil se ve obligada a salir de forma masiva la protección internacional prevé mecanismos de protección colectiva a estas personas. Este régimen de protección temporal requiere una declaración por parte del Consejo de la Unión Europea y del Gobierno Español. Se trata de una protección centralizada, colectiva y temporal.

¿Qué estamos haciendo?

Las personas migrantes, solicitantes de asilo y refugiadas representan un colectivo al que desde el Movimiento por la Paz hemos prestado una atención especial desde nuestra creación hace más de 30 años.

En el caso de las personas refugiadas y desplazadas, trabajamos desde los años 90 en algunos de los contextos más complejos y con crisis de población refugiada/desplazada de mayor duración, como Oriente Próximo (Jordania, Líbano y Palestina), los campamentos de refugiados saharauis (Argelia) y Colombia, proporcionando asistencia y velando por la protección de los derechos de aquellas personas.

Dadas las dimensiones de la actual crisis, durante los últimos meses hemos reforzado nuestras actuaciones con población refugiada siria en Jordania y Líbano, donde centramos nuestros esfuerzos en la atención a las personas más vulnerables: las personas refugiadas con algún tipo de discapacidad

Por otro lado, en España venimos trabajando junto con otras ONG, Gobierno, Comunidades Autónomas y Ayuntamientos para establecer un plan que nos permita proporcionar a las personas refugiadas que lleguen los servicios adecuados para su correcta integración en nuestra sociedad.

Nuestro trabajo con personas migrantes se centra en la protección de las personas en situación de vulnerabilidad social, trabaja para facilitar tanto su acogida como su atención social, jurídica y sanitaria.

A través de diferentes programas, acogemos población migrante en situación de emergencia, acompañamos a mujeres migrantes víctimas de violencia machista en su proceso de empoderamiento y asistimos a miles de personas en cuestiones legales, jurídicas, laborales y sanitarias.

¿Cómo puedes ayudar?

En una crisis como la actual, resulta imprescindible unir fuerzas y echar una mano para que los millones de personas que han huido de sus hogares puedan aspirar a una vida digna. Ciudadanos y ciudadanas, organizaciones, empresas, universidades…

Todos los esfuerzos son bienvenidos para aliviar el sufrimiento por el que día tras día pasan miles de familias refugiadas, tanto en Europa como en aquellos países en los que trabajamos con personas refugiadas. Hay muchas formas de colaborar:

  • Infórmate. ¿Quieres saber más sobre la situación de las personas refugiadas? ¿De dónde vienen, a dónde están yendo? ¿Cuáles son sus testimonios? Puedes empezar por aquí.
  • Movilízate y actúa. ¿Quieres unirte a nosotras y aportar tu tiempo y/o conocimientos como voluntario? ¿Tienes alguna idea o recurso que quieras comentarnos o poner a nuestra disposición para ayudar a la población refugiada?  Ponte en contacto con nosotras en crisisrefugiados@mpdl.org.
  • Haz un donativo. Cuantos más fondos obtengamos, más capacidades tendremos de atender al mayor número posible de personas refugiadas en los países donde  trabajamos con población refugiada siria (Líbano y Jordania). Número de cuenta: ES41 0049 0001 50 2610019984. Concepto: Ayuda refugiados sirios. En 2016, con carácter general, todas tus aportaciones desgravan un 75% los primeros 150€, y a partir de esa cifra el 30%.

Colabora - Atención a personas refugiadas

Colabora - Haz una donación

Puedes hacer una donación en la cuenta ES41 0049 0001 50 2610019984 con el concepto "Ayuda refugiados sirios". En 2016, con carácter general, todas tus aportaciones desgravan un 75% los primeros 150€, y a partir de esa cifra el 30%.

Freedom House


Actualidad - Atención a personas refugiadas

Actualidad

Accede a toda la información que vayamos generando sobre la masiva llegada de población refugiada a Europa. Leer más...

Freedom House


Trabajo de MPDL con población refugiada

Otras experiencias: Líbano, Jordania, Bosnia

El trabajo del Movimiento por la Paz con población refugiada se remonta a los años 90, cuando asistimos a bosnios que huían de la guerra. En Jordania y Líbano, atendemos a refugiados palestinos y sirios. Leer más...