Colombia: Entregados 100 casos de víctimas de violencia sexual a la Comisión de la Verdad

Colombia: Entregados 100 casos de víctimas de violencia sexual a la Comisión de la Verdad

Dentro del proceso que supone la firma de los Acuerdos de Paz en Colombia y como medida de reparación y búsqueda de justicia, el pasado 27 de junio, el Movimiento por la Paz -MPDL- y Corporación Humanas entregaron 100 casos de mujeres víctimas de violencia sexual ejercida durante el conflicto.


Se trata de testimonios recogidos desde 2012, año en que el Movimiento por la Paz empezó a acompañar a diferentes grupos de mujeres en la región de Montes de María -departamentos de Bolívar y Sucre- en Colombia brindándoles apoyo psicológico, asesoría legal y manteniendo horas de entrevistas y conversaciones, a lo que en el 2015 se sumó la Corporación Humanas. 67 de los casos entregados fueron documentados por el Movimiento por la Paz y 33 por la Corporación Humanas.

"Con este acto visibilizamos la violencia perpetrada contra nosotras. La entrega de los testimonios supone un alivio, salir de la oscuridad, una esperanza en cuanto al reconocimiento y a la visibilización de la violencia sexual que se produjo en el marco del conflicto". Señala una de las víctimas. Son miles los casos de violencia sexual que se produjeron contra las mujeres como forma sistemática de terror y control sobre sus vidas, sus familias y sus comunidades. Un tipo de violencia que parece secundaria o que queda escondida. "Uno de los delitos más negados por los responsables, que reconocen antes mil asesinatos que una violación", señaló en el acto de entrega de los testimonios la Comisionada Aleja Miller.

Junto a ella, Ángela Salazar, Martha Ruiz y Francisco José de Roux fueron los representantes de la Comisión de Esclarecimiento de la Verdad que recibieron los casos. Se trata de un organismo que, según las propias organizaciones, tiene la oportunidad de resarcir la deuda histórica que Colombia tiene con las mujeres, víctimas y sobrevivientes de la violencia sexual, tan cuestionadas y silenciadas.

Toda la información que arrojan estos testimonios -el contexto, las fechas, el lugar, el tipo de violencia sexual ejercida, la forma de operar de los actores armados o los daños- permiten en muchos casos reconocer directamente a los atacantes. La investigación abarca casos desde 1985 a 2015, pero es entre los años 2000 y 2006, coincidiendo con una mayor militarización, cuando más casos se produjeron: 74 del total recogidos.

Julia Cogollo, integrante del Movimiento por la Paz que ha trabajado durante años en terreno escuchando los testimonios de las mujeres, matizaba en el acto: “Nos queda el camino del esclarecimiento por parte de la Comisión y la promesa de no repetición".

Además de reconocer los hechos, las mujeres y las organizaciones otorgan gran importancia al esclarecimiento y puesta en valor de las estrategias de resistencias de las mujeres, así como haber llevado a cabo la reconstrucción del tejido social. “El estado tiene una asignatura pendiente y es la atención y sanación psicológica de estas mujeres”, señalaba Jael Moya, Responsable del Movimiento por la Paz en Colombia.