Mostar en Vista.

Se recrudece la violencia contra defensores de derechos humanos en Colombia

No usan armas, la mayoría no reciben pago, muchos no han ido a la escuela o la universidad, no cuentan con seguridad social, servicio de salud o riesgos profesionales y sin importar la edad, estos colombianos y colombianas entregan hasta su propia vida por defender sus derechos, los de su comunidad y los de grupos sociales. Son hombres y mujeres que desarrollan una labor heroica por su país y sus comunidades, son constructores de paz y dinamizadores de la democracia.

Páginas